Biografías de músicos famosos

RAUL MIDON

La crítica norteamericana de Miami lo ha catalogado como la mejor voz de la música actual y paralelamente es el gran parámetro de la música Latina. Su contacto con nombres muy populares de los renglones pop pueden llamar a confusión, pero Raul Midon, como se le conoce, es un cantante excepcional. Ciego de nacimiento, igual que un hemano suyo, su padre y unos amigos tenían un show de baile flamenco y fueron quienes le enseñaron a tocar la guitarra y empujaron a Midon por el camino del tango, el flamenco, el blues y el jazz. A éste último lo descubrió cuando manejaban un pequeño programa radial y al quedarse sin discos, pusieron con su hermano un material del stock de su padre y tropezaron con Miles Davis. Ese sonido le cambió la vida a Raúl. Y lo llevó a trasladarse desde un pueblo rural en Nuevo México, donde nació, a Miami para estudiar música en su Universidad. En poco tiempo este hijo de argentino cayó rápidamente bajo la influencia de Lenny Breau, Miles Davis, James Taylor, Joni Mitchell, Donny Hathaway, Brian Mcknight, Lauryn Hill, el eclecticismo del guitarrista brasileño Alberto Gismonti, Thelonious Monk y Sheryl Crow. Fue Rudy Perez quien descubrió su enorme potencial y lo llevó a los predios de la multinacional BMG para su primera grabación, “Gracias a la Vida”, donde apenas insinúa su formidable talento. Ha sido Midon el que ha armado los coros musicales (y dado el apoyo total justo) a cantantes como Julio y Enrique Iglesias, José Feliciano, Cristian Castro, Ricky Martin y Shakira. Estas últimas referencias demuestran el grado de su influencia en el gran mercado latino pero no deben contabilizarse en el momento de efectuar el verdadero perfil de Midon. El verdadero perfil es el formidablemente melodioso swing entre latino y jazzístico de un cantante excepcional que Paquito D’Rivera eligió para integrar el homenaje a Gershwin que United Airlines arma en este Festival de Punta del Este. Raul Midon parece salido de las imágenes, y el sonido, de Buena Vista Social Club.

ALEX HAN

Tiene 12 años y es lo que se conoce como un niño prodigio. A la edad en que se está para los juegos y cuando mucho para los estudios, este neoyorkino causa asombro con su saxo mientras toca al lado de las famas mayores. Su padre John Han y su madre Luisa descubrieron que la criatura tenía asombrosas aptitudes para la música ya a los 4 años. A los 7 tenía su propio saxo y juraba que quería ser mejor que Charlie Parker. Después de varios años de aprendizaje en casa, Alex Han estudia ahora con Gottfried Stoger en la JCC Thurnauer School of Music, en Englewood. Pero hace tiempo que subió al escenario. Ha tocado junto al vibrafonista Ray Alexander, el percusionista Russ Moy, el bajo Bill Crow, el pianista Rio Clemente. Sus compañeros de turno han sido desde Herbie Hancock hasta Paquito D’Rivera y ha actuado en el Lincoln Center, el JFK de Washington, el Blue Note de Manhattan. Su saxo le valió ser uno de los dos ganadores del USA Arts Panasonic Young Soloist Award, recientemente. Es una presencia inusual para Lapataia y un aporte del todo estimulante.

JOE LOVANO

El artista de Jazz del año para la zafra 1995/1996 Down Beat Critics Poll & Readers Poll y durante ese mismo período el “Tenor Player of the Year”. “Rush Hour” fue el album del año también en esa oportunidad. Y desde 1994 a 1997 por tres veces nominado para el Grammy como instrumentista y por su discografía. La fama rodea a Joe Lovano. Nacido en Cleveland, Ohio, en 1952, Lovano empezó a tocar el saxo alto desde chico. En una profética foto familiar aparece al lado de su madre prendido a un instrumento más grande que él. Su padre, el saxofonista Tony “Big T” Lovano le dio las primeras lecciones y era habitual que practicase con Sonny Stitt, James Moody, Dizzy Gillespie, Gene Ammons y Rasahn Roland Kirk. Siendo un “Teenager” estaba inmerso en la cultura de jam-session de Cleveland, donde los tríos de órgano eran comunes, y hacía giras por Texas. En la high school empezó a absorber el jazz experimental de Ornette Coleman, John Coltrane y Jimmy Giuffre. Egresado de la famosa Berklee School of Music de Boston donde tocó con sus futuros colaboradores John Scofield, Bill Frisell y Kenny Werner, su primer trabajo profesional fue con el organista Lonnie Smith en un recordado debut en Nueva York, estuvo tres años de gira con la Woody Herman Thundering Herd, con la que siguió trabajando en Nueva York en los años siguientes al tiempo que actuaba con la Mel Lewis Orchestra con quien hizo seis grabaciones. En ese mismo tiempo trabaja con Elvin Jones, Carla Bley, Lee Konitz, Charlie Haden y Bob Brookmeyer. Sus pasos posteriores abarcan temporadas con el cuarteto del guitarrista John Scofield, el afianzamiento como lider de la Vanguardia del Village, su obra como compositor, el lanzamiento de “Universal Language”, “Tenor Legacy”, “Joe Lovano Quartet and the Village Vanguard”, “Joe Lovano celebrating Sinatra” donde este saxo tenor confirma su excepcional musicalidad, las grabaciones junto al pianista cubano Gonzalo Rubalcaba y la consagración final del “Trio Fascination” junto a Elvin Jones y Dave Holland. Como dijo recientemente el “Village Voice”, “Más que Pavarotti el gran tenor italiano es Lovano” Habla del creador de “52 nd. Street Themes”, nada menos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *